Dekalb y Red AgroServices, juntos para que sigas creciendo

Si estás por adquirir tus semillas Dekalb para la próxima campaña, hay una oportunidad que no te podés perder. Desde el 1º de abril, con tus compras podés sumar puntos en Red AgroServices, la nueva plataforma de Bayer en la que los vas a poder canjear por productos y servicios de primer nivel, tanto para tu negocio como para tu vida personal.

Red AgroServices es una plataforma de desarrollo y reconocimiento a la que se pueden sumar todos los clientes de los productos de Bayer, pero que incluye también a distribuidores, asesores y prestadores de servicios, entre otros protagonistas del sector.

Los puntos que se acumulan con las compras se pueden canjear por una amplia gama de insumos, productos y servicios, que Red AgroServices dividió en tres categorías: Productividad, Sustentabilidad y Estilo de Vida. Cada una tiene una oferta de más de 600 ítems.

Desde el 1 de abril, todo el que compre semillas Dekalb y cualquier otro producto de Bayer en los canales oficiales de distribución de la compañía, comenzará a sumar puntos. Para hacerlo, hay que completar un simple proceso de registro en www.redagroservices.com.

En la categoría de Productividad hay premios que son productos y servicios vinculados exclusivamente con la actividad productiva, como sistemas de gestión contables, cursos de capacitación, o la posibilidad de acceder a soluciones digitales como FieldView, la plataforma de agricultura de precisión de Bayer.

En Sustentabilidad hay premios que tienen que ver con el cuidado del medio ambiente, la responsabilidad social o la calidad de las pulverizaciones, por ejemplo. En concreto, empresas que brindan el servicio de monitorear cómo se hacen las aplicaciones o estaciones meteorológicas, entre otras opciones.

Finalmente, el rubro Estilo de vida incluye viajes, celulares, tecnología y audio, entre otros.

Formar parte de Red AgroServices es muy fácil. El proceso puede resumirse en estos simples pasos:

  1.   Entrá a www.redagroservices.com y elegí tu país de residencia.
  2.  Registrás tu e-mail.
  3. Completás tus datos de contacto
  4. Ingresás la dirección de entrega.
  5. Registrás tu empresa.
  6. Aceptás los Términos y Condiciones.
  7. Validás tu e-mail ingresando el código que te envía el sistema.

Entre las múltiples ventajas que tiene sumarse a Red Agroservices, está la posibilidad de transferir puntos, de manera que podés juntarte con otro miembro del programa para adquirir algún producto o servicio que necesiten y que, inclusive, podrán usar en conjunto si lo desean.

Hay muchos ejemplos que podrían aplicar a esta situación. Sin ir más lejos, canjear puntos por una estación meteorológica que puedan usar dos vecinos es una muy buen idea, entre tantas posibles.

Si querés canjear los puntos que obtuviste con tus compras, debes realizar los siguientes pasos:

  1. Accedé a www.redagroservices.com con tu usuario y contraseña.
  2.  Elegí el producto o servicio que quieras.
  3. Agregalo al carrito de compras.
  4. Revisá el pedido.
  5. Verificá los datos de entrega y finalizá.

Este beneficio forma parte de la transformación digital de Bayer, que se aplica tanto a la investigación y el desarrollo de los híbridos como a su proceso de producción. Pero ahora, además, te brinda más opciones, para ayudarte en tu modo de producir y de vivir.

05/05/2020

Una semilla de calidad, la clave en los altos rindes de Dekalb

DEKALB procesa toda su producción de semilla de maíz en la planta María Eugenia, la más grande del mundo de esta industria, en la localidad de Rojas, provincia de Buenos Aires. Allí se trabaja con los más altos y estrictos controles de calidad. Sin embargo, este trabajo comienza mucho antes.
“La cadena productiva atraviesa diferentes momentos, los principales hitos durante el proceso productivo son siembra, floración y despanojado, cosecha y postcosecha. La fase más crítica es el despanojado. En esa instancia se produce el cruzamiento entre líneas puras para conseguir el mejor híbrido”, cuenta Carlos Canale, del departamento de Calidad de Semilla.
“Para eso contamos con inspectores que recorren todos nuestros lotes, distribuidos a lo largo y ancho del país, para garantizar que se cumplan las especificaciones que debe tener cada cruzamiento, según cada híbrido”, detalla Natalia Fontana, del área de Calidad de Semilla.

La producción de semilla se certifica bajo normas IRAM, que garantizan las buenas prácticas agrícolas (BPA). “En esto DEKALB es pionera en la industria”, suma Eugenio Calandri, del área de Estrategia de Producción.
Los expertos contaron que otra instancia fundamental de este proceso es la cosecha. La semilla viaja hasta la planta de Rojas en espiga. Allí, a diferencia de los lotes de producción tradicionales, la cosecha se realiza con un rango de humedad del 30% aproximadamente.
“Como la semilla es un organismo vivo y así debe llegar hasta la planta de acondicionamiento, somos extremadamente cuidadosos con las condiciones de traslado”, explica Fontana y agrega: “Esas espigas no deben subir de temperatura en el viaje, por lo cual la condición térmica es monitoreada en todo el recorrido y cuando llega a la planta también evitamos que tenga muchas horas de espera antes de su descarga”.

La siguiente etapa es el proceso industrial, compuesta por un proceso primario (deschalado, secado, desgrane y almacenaje) y uno secundario (clasificación, curado y embolse).
Cada uno de esos pasos es estrictamente monitoreado y controlado. “Cada lote de producción de semilla es analizado por nuestro laboratorio de control de calidad antes de liberarse al mercado”, relata Calandri. Además, explica que tienen un servicio de postventa llamado DPS (Dekalb Planting System), que permite que los distribuidores y productores pueden hacer un análisis de poder germinativo de la semilla en una red de diez laboratorios habilitados por Bayer y distribuidos en distintas zonas del país.
“Así pueden obtener un resultado de poder germinativo del producto adquirido”, afirma Calandri.

La excelencia que busca DEKALB está en cada proceso. La marca tiene un centro de monitoreo en tiempo real de cada paso de la producción de semilla, tanto en el campo como en la planta.
“En este centro de control y monitoreo inteligente podemos dar seguimiento a cada etapa de nuestros procesos y generar alertas tempranas”, indica Canale, que destaca la trazabilidad que tiene cada una de las bolsas de semilla que venden.

Así es el camino estratégico que recorre DEKALB para brindar al productor la genética de más rendimiento y mejor calidad, que siempre está a su alcance.

17/04/2020

Consejos para no perder kilos en la cosecha

Realizar una cosecha eficiente es esencial para que los rendimientos esperados en maíz se transformen en realidad. Los híbridos DEKALB mostraron todo su potencial en esta campaña, así que es bueno seguir algunos consejos claves para cosechar todo los kilos y que nada quede en el camino.

De acuerdo con Santiago Tourn, el experto de Unidad Integrada Balcarce (FCA-INTA), la eficiencia comienza antes de entrar a cosechar.

Hay que pensar en buscar transitabilidad y la mejor flotabilidad posible. Para eso se deben equipar las cosechadoras con neumáticos duales o radiales, y los tractores y las tolvas con neumáticos que permitan distribuir el peso en una superficie más grande. Tourn destaca la limpieza de la máquina con el objetivo de evitar la diseminación de malezas por haber cosechado anteriormente un lote con fuerte presencia de ellas.

“Es muy común encontrar en las máquinas semillas de malezas, aun con una limpieza básica. Se debe hacer una limpieza más profunda, por ejemplo, sacar las tapas de los sinfines del rotor para poder eliminar las más chicas. Con ello se puede disminuir al mínimo la dispersión de malezas”, indica el especialista.

La regulación del cabezal maicero es clave para poder lograr una cosecha eficiente de todos los híbridos.

Los rolos deben estar en buen estado y su velocidad debe regularse de acuerdo con la velocidad de avance de la máquina, de manera que la espiga salga de la planta en la zona que está entre el medio y tres cuartos de las chapas cubre rolos. Esto evita que las espigas se frenen y caigan de la plataforma o que las plantas ingresen a la máquina.

“Si metemos espiga y planta en la máquina, las pérdidas están aseguradas. Simplemente por incrementar en medio kilómetro la velocidad de avance y espigar muy detrás (si las plantas entran con las espigas), podemos pasar de 80 o 100 kilos a 500 kilos de pérdidas”, indica el técnico.

La altura del cabezal también es importante, ya que los productores pretenden que la máquina vaya lo más bajo posible para que no quede mucha cantidad de plantas en el campo y después poder sembrar más fácilmente.

En cuanto al ángulo del cabezal, entre 15 y 20 grados es ideal para lograr un buen espigue y que no se caigan las espigas por delante. “Si tenemos un maíz que está en buen estado, podemos hacer la regulación de la velocidad de los rolos, la altura del cabezal y el ángulo. En cambio, en un maíz en etapa más tardía, con plantas volcadas, el cabezal tendrá que ir abajo y la única regulación que podremos hacer es la regulación del rolo en función de la velocidad de cosecha”, explica Tourn.

Otro ítem importante es tener en buen estado los desparramadores de material, para que la distribución de los residuos se haga de manera pareja. “Aunque cuando hacemos una buena cosecha solamente se desparrama chala y marlo, si eso se acumula en una sola parte del lote podría llegar a complicar la siembra y el manejo de los cultivos siguientes. Eso también forma parte de la eficiencia”, agrega.

El maíz tiene una gran campaña por delante y los híbridos DEKALB están mostrando excelentes rendimientos. Ahora es el momento de hacer los ajustes necesarios para no perder valiosos kilos en el momento de la cosecha.

Fuente: Dekalb

Una puerta de ingreso a la agricultura del futuro

Bayer mostró en Expoagro 2020 un conjunto de iniciativas, productos y servicios que forman para de la evolución del negocio agrícola. Las mejores semillas y soluciones integradas para maíz y soja, el avance de la digitalización de la agricultura, un programa de beneficios único y un nuevo espacio para la mujer apasionada por el campo, entre otros temas.

La soja, el maíz y los productos para la protección de cultivos son parte central de la agricultura argentina y también son clave para Bayer. Pero el stand de la compañía en ExpoAgro fue mucho más allá, para mostrar, con una mirada amplia, la transformación digital y las oportunidades que abre la incorporación de nuevas tecnologías en el agro.

“Junto a vos reinventando la agricultura” fue el concepto que atravesó cada una de las propuestas que presentó la compañía en la principal exposición agropecuaria de la Argentina. Justamente, tanto en soja como en maíz, la idea fue mostrar la integración que va desde la genética y la biotecnología hasta la protección de cultivos y las herramientas digitales, para un manejo más eficiente en cada estadio del cultivo.

Por eso, el stand de Bayer contó con un recorrido de soja y otro de maíz, con cuatro estaciones cada uno, en los que se mostraron contenidos interactivos e información detallada de la mano de especialistas de la compañía.

En el caso del maíz, se explicó a los visitantes el proceso que asegura la calidad y el potencial de los productos de DEKALB, desde la siembra de la semilla original en distintas zonas del país hasta el procesamiento en la planta María Eugenia, las más importante del mundo en su tipo, ubicada en Rojas, Buenos Aires.

Además, se describió la protección que se aplica a la semilla, con Acceleron + LCO y se presentaron los nuevos híbridos DK 72-72 VT3PRO y DK 73-30 VT3PRO. El primero es tope de rendimiento en ambientes de alta productividad, por lo que sienta una nueva referencia dentro de los híbridos de la marca, mientras que DK 73-30 VT3P fue pensado y desarrollado como un complemento para ambientes de mediana productividad.

Luego, en el resto de las estaciones, se dieron todos los detalles de los herbicidas necesarios para un correcto control de malezas, plagas y enfermedades, con particular foco en productos como Adengo, Belt y Laudis. Finalmente, se mostraron experiencias concretas sobre cómo FieldView simplificó y sumó precisión al manejo del cultivo.

Como dijo Christophe Dumont, Presidente de Bayer Cono Sur al recorrer el stand, “todo esto se inscribe en la necesidad de resolver el desafío que tenemos de alimentar a miles de millones de personas en el mundo, pero sin olvidar el cuidado de los recursos naturales”.

Christophe Dumont

En esa línea, en soja se presentó una recorrida similar a la de maíz. Se vio una variedad de Asgrow desarrollada con las más modernas técnicas de mejoramiento genético y biotecnología: la AW 4736 IPRO, que por supuesto suma todas las ventajas de la tecnología INTACTA. En el resto de las estaciones se exhibieron las soluciones de Bayer para enfrentar el desafío de las malezas y herramientas clave para la protección del cultivo como Cripton, Solomon y Belt, además de finalizar, igual que en la zona de maíz, mostrando todas las ventajas de la interacción con FieldView.

“Estamos convencidos de las ventajas de ofrecer una propuesta integral a cada productor. Por eso tenemos 250 asesores agronómicos, presentes en cada una de las zonas agrícolas del país, y con un fuerte foco en la digitalización que está revolucionando la agricultura”, dijo Juan Farinati, líder de Operaciones Comerciales de Bayer Crop Science Cono Sur.

El stand de la compañía también tuvo un espacio específico dedicado a la sustentabilidad, aunque este fue un tema que atravesó a todo el resto de los sectores. En concreto, se mostraron las virtudes de las camas biológicas para proteger los suelos. Esta parada formó parte del recorrido de las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), que estructuró la reconocida CASAFE (Cámara Argentina de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes) a través de distintos sectores de Expoagro.

Bayer está reforzando sus inversiones dedicadas a la agricultura familiar. Por eso tuvo un espacio destacado en el stand su marca Seminis, que aplica las mejores tecnologías a la producción de semillas de verduras y hortalizas.

Los tres días de Expoagro permitieron atender a miles de personas, entre productores, asesores y público en general, que llegaron al stand interesados en múltiples temáticas. Por eso, también fue el lugar ideal para presentar otras dos iniciativas de la compañía.

Por un lado, la Red AgroServices, una plataforma de relacionamiento que vincula a productores, distribuidores y proveedores de servicios y que premia a los clientes de Bayer con la posibilidad de acceder a una novedosa modalidad de premios, capacitación y oportunidades comerciales.

Por otro lado, Apasionadas por el Campo, proyecto dedicado especialmente a las mujeres del sector, que ganan cada día más protagonismo en todas las áreas, y que tendrán allí la posibilidad de acceder a herramientas de aprendizaje, espacios de capacitación, cursos, beneficios comerciales, invitaciones a eventos y más.

Hubo otros espacios y mucha información en el stand, más de la que se puede resumir en una nota como ésta, pero vale la pena destacar la presencia de La Tijereta, con toda su oferta de maíces y herbicidas; también la amplia paleta de productos para protección del cultivo para la próxima campaña de trigo y, además, el programa Semillero del Futuro, a través del cual la empresa apoya el desarrollo de proyectos innovadores de organizaciones sin fines de lucro.

En definitiva, hay un hilo común a todo lo que mostró Bayer en su stand en Expoagro: el convencimiento de que la agricultura es un sector estratégico para la Argentina y para el mundo, y que la innovación es uno de los motores que la impulsará para seguir creciendo.

Fuente: Bayer CropScience

En maíz, se viene la segunda mayor cosecha de la historia

Las fiestas de fin de año vinieron acompañadas de lluvias importantes en distintas regiones agrícolas del país, trayendo alivio y optimismo a los productores, que ya veían con preocupación el deterioro de los cultivos de maíz. “Pero nos salvamos, sucedió lo impensable: en navidad empezó a llover y siguió a fin de año. Se necesitaba con urgencia, ya que en la segunda semana de diciembre hubo un pico de calor que golpeó muy fuerte a todos los maíces de la zona núcleo, especialmente a los sembrados en fecha temprana”, explicó.”, dice el Ing. Agr. Cristian Russo, jefe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA), de la Bolsa de Comercio de Rosario

Pero las cosas cambiaron en el momento justo, y hoy la perspectiva es muy diferente. Tanto que la entidad ya pronostica la segunda mayor cosecha de maíz de la historia.  Es que después de un invierno en el que se registraron precipitaciones menores a lo habitual y de una primavera con lluvias muy escasas, el panorama arrancó poco feliz. Los recuerdos de la sequía histórica y la pérdida de 10 millones de toneladas en 2018 aún estaban frescos. Y faltaban entre 100 y 200 milímetros en buena parte de los lotes de maíz.

Hoy vemos un gran alivio en los productores. En la tercera semana de diciembre había mucha preocupación, no llovía y los maíces se deterioraban justo cuando entraban al período crítico.  A partir de navidad, durante cinco semanas consecutivas se dieron lluvias abundantes y bien distribuidas en distintos lugares de la región núcleo maicera, que permitieron que los híbridos comenzaron a mostrar todo el potencial de su genética.

“Estimamos que la cosecha dejará la segunda mejor marca de los últimos años”, destacó el Ingeniero.

El Ing. Agrónomo Cristian Russo, en la sede de la Bolsa de Comercio de Rosario.

 

Si se cumplen las estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario, se cosecharán 49 millones de toneladas de maíz, la segunda mejor marca registrada en Argentina. La mejor, con 51,5 millones de toneladas, se logró en la campaña pasada, la 2018/2019. Este año se espera un rinde promedio nacional de 80,2 qq/ha en 6,11 millones de hectáreas sembradas. En 2019 los rindes fueron similares.

“Se fortalece el núcleo de humedad que nos llega desde el norte, empezó a subir la temperatura en el sur de Buenos Aires y en el Océano Atlántico y todo eso hizo que llegaran las lluvias que se necesitaban”, explicó el especialista.

Según el relevamiento de la GEA, Santa Fe podría encabezar por segundo año la tabla de rendimientos de maíz a nivel país, con algo más de 97 qq/ha promedio, seguida por Buenos Aires con casi 85 qq/ha y Córdoba con 84 qq/ha.

La recarga de los perfiles en el momento oportuno permitirá que los cultivos expresen su potencial. “En estos últimos años se ha aplicado mucha tecnología, se hace mucho monitoreo y se están realizando los controles fitosanitarios necesarios”, repasa Russo. Ahora, con el agua necesaria, el escenario está dado para tener otra vez muy buenos rendimientos.

Precipitaciones abundantes y bien distribuidas en la principal región maicera argentina auguran otra gran cosecha, que asegura que los productores sigan invirtiendo cada vez más en la mejor tecnología, como los híbridos de DEKALB, y en un manejo profesional para lograr una producción eficiente, rentable y sustentable.

20/02/2020
Fuente: Dekalb Argentina

Atentos a la oruga cogollera para cuidar el rinde del maíz

oruga cogollera

La oruga cogollera o militar tardía (Spodoptera frugiperda) viene incrementando su densidad poblacional en los últimos años en Argentina, con creciente impacto sobre los rendimientos en el cultivo de maíz. De esta forma, se convirtió en una de las principales plagas que afectan al cultivo.

De acuerdo a evaluaciones agronómicas de los últimos años, la mayor presión de ataque de este insecto sobre los híbridos se debe a una combinación de condiciones, entre las que se destacan el corrimiento de la fecha de siembra hacia instancias más tardías en varias zonas.

Puntualmente, los daños más importantes de esta oruga se producen en los primeros estadíos vegetativos del maíz, en hojas y brotes tiernos, aunque también se registran en instancias más avanzadas sobre la panoja del cereal y la parte baja y media de la espiga.

Los daños más importantes de esta plaga se producen en hojas y brotes tiernos del maíz.

Para el manejo integrado exitoso de la Spodoptera, es crucial tomar decisiones a tiempo, antes de que el insecto “se proteja” dentro del cogollo o se introduzca dentro de la espiga. Sin embargo, tan importante como el momento de control es el producto y la dosis del mismo. Un diagnóstico adecuado, basado en el seguimiento de captura de adultos en trampas de luz o de feromonas, más las recorridas habituales por el lote, cada 5 o 7 días, son clave. La valoración de los daños que provoca este insecto se hace mediante la “Escala de Davis”, reglada entre 0 y 9, desde “sin daño” hasta “daños intensos”. El umbral es cuando el 10-20% llega a Escala 3 de Davis, con orugas vivas.

Es importante pensar en un manejo integrado de plagas (MIP). Entre las recomendaciones principales para maíz están: rotación de cultivos, control de insectos en los rastrojos y hospederos alternativos, la práctica de refugios, uso de curasemillas, monitoreo, aplicación de insecticidas, respetar la ventana de aplicación de los insecticidas y rotar los ingredientes activos.

Cuando de acción químico se trata, BELT, logra un efectivo control de la plaga, con inmediata detención del daño a las dos horas post aplicación. Asimismo, esta diamida controla todas las orugas y tamaños, respetando la fauna benéfica. BELT, debe aplicarse cuando se detecte entre un 10 a 20% de plantas con daño en Escala de Davis 3 y haya presente larvas vivas.

Es importante saber que el crecimiento de la oruga se produce muy rápido, por la gran velocidad con la que se va alimentando de las plantas y aumentando de tamaño.

Otra de las ventajas de BELT es su persistencia química con todas las dosis, hasta 28 días luego de la aplicación, lo que demuestra su eficacia. Asimismo, su control supera el 80% cuando el tratamiento se realiza con una baja incidencia de la plaga (menor al 10%).

Por otra parte, en el caso de híbridos convencionales y alta población de la oruga, se aconseja continuar con el monitoreo luego de la aplicación, dado que, si ocurren reinfecciones, habrá que analizar la factibilidad de reaplicar.

Como su nombre vulgar lo indica, la oruga militar avanza como un ejército, atacando fuertemente las plantas de maíz. Por eso, las estrategias de detención, a tiempo y coordinadas, son fundamentales.

16/01/2019